31 de mayo de 2011

Sentimiento de amorío escolar.

Reacciones: 
Dormí mucho entre el domingo y el lunes, entonces ayer cuando decidí acostarme (aunque no tenía sueño, porque mi sueño ya se había consumido antes) mi cabeza se puso a pensar en 33 mil cosas, y en una de ellas mi mente retrocedió como 15 años atrás; el sentimiento de amorío escolar. No voy a mentir que "me surgió de la na-da ese pensamiento", porque en realidad hace poco me pasó que me dije "estas re escuela" y fue ahí que me nació entrarlo a analizar.
Esa manera de empezar a catalogar un "amorío" cual escolar a estas alturas de mi vida, surgió por la simple y notoria similitud de que en ambos tiempos (pasado y presente) el ser al que ERA referida mi pelotuda atracción carecía serenamente de saber la existencia de ese "sentimiento", al igual que ahora.
Ok, yo se que soy demasiado compleja para escribir, y sí, escribí todo eso para decir que me gusta alguien a lo escuela y no sabe que me gusta; me da gracia decir "gusta" y así no me satisface como queda escrito (así que te lees la opción explicativa number one y lo otro es como un pie de página chotito). Me río, y no estoy muy prendida para escribir hoy; volví a la escuela.

Aclaremos también (pd, yo que sé), que lo comparo con un tiempo escolar, porque apenas lo conozco, se tres pavadas de su vida y mañana se me pasa, a lo Aldanita de túnica y moña, pero versión Facultativa 2011.

2 comentarios: